Ya sabemos  qué son las keywords y habemos elaborado una lista de posibles palabras clave para nuestra web. Ahora toca proceder a  contrastar y seleccionar nuestra lista definitiva de palabras clave.

Estudio y elección de palabras clave.

Lo primero que debemos hacer es un estudio de nuestras palabras clave y, si procede, ampliar nuestra lista. Para hacer este estudio nos apoyaremos en una herramienta gratuita ; Goolge Keyword Planner. Esta herramienta que está dentro de Google Adwords es muy útil e intuitiva de usar de la cual redactaremos un post entero sobre su uso. Lo que realmente nos importa es que con Google Keyword Planner nos da el promedio de búsquedas mensuales  por cada keywords y su competencia o el número de anunciantes que se muestran para cada palabra clave en relación con todas las palabras clave de Google.

Por otro lado tenemos el CTR (siglas en inglés de Click Through Ratio), ratio de cliqueo o proporción de gente que puede pinchar en tu web.  El CTR o proporción de clics, depende fundamentalmente de la posición que ocupe tu página web en los resultados de Google.  El que está 1º en Google siempre se lleva más clics que el resto, porque nos fijamos habitualmente más en el primer resultado. Aquí tenéis la distribución de CTR según un estudio realizado este mismo año.  Este estudio nos muestra el CTR que tendría nuestra web por cada posición.

[pullquote]Ver la competencia nos ayudará a valorar el esfuerzo que deberemos hacer para posicionar ese término y también nos hará encontrar nichos de mercado.[/pullquote]

Con el CTR y el promedio de búsquedas mensuales podremos tener una estimación del tráfico que nos puede generar cada término escogido aplicando la siguiente fórmula matemática:

Tráfico estimado = CTR x  Promedio de búsquedas mensuales.

Bien, ahora ya sabemos el tráfico que nos puede generar cada palabra calve y su competencia. Volcamos todos los datos en un excel.

Selección definitiva de palabras clave

Ahora con nuestra tabla excel solo nos queda valorar qué palabras clave queremos trabajar. Personalmente siempre recomiendo empezar por nichos dónde la competencia no sea muy elevada y nos puedan aportar un tráfico cualificado y relevante y que nuestro % de rebote no aumente. Poco a poco vayamos mejorando nuestro volumen de visitas empezar a luchar por otros términos más competentes.

Como habréis podido leer, un estudio completo de las palabras calve no es tarea fácil, sino todo lo contrario. Si se quiere trazar una estrategia a medio plazo un buen estudio de palabras clave será una ayuda fenomenal para nuestras futuras acciones SEO. Pero hay que hacerla bien ya que nos acompañará durante todo viaje.